Follow

Todas las armas de ciberespionaje, independientemente de quién las haya creado y contra qué monstruos reales, acaban siendo utilizadas contra civiles que defienden los derechos de su comunidad. Hay que prohibir su uso, su alojamiento y su transmisión.
Marta Peirano

@c3po Para el Estado sus ciudadanos somos sospechosos.
Lo hemos visto en las innumerables operaciones de 'terrorismo de Estado' a nivel internacional, de montages policiales contra colectivos, contra disidentes, y ahora, en la era tecnológica, más sospechosos somos aun, y de ahí las cámaras, el reconocimiento facial, rastreo bancario, etc.

Es además una constante en política. Unos ven al enemigo en el interior y otros lo ven en el exterior, y todos puteandose entre ellos, como buenos psicópatas que son, y lo pagamos los de siempre.

@c3po Lo más curioso del software de espionaje es que no es un arma dañina... solamente recoge información. Lo peligroso es lo que se hace con esa información.

Puede ser valiosísima para localizar criminales, traficantes de esclavos sexuales (mujeres y niños), etc.

El problema es que se ha descontrolado su uso y ha caído en manos de CUALQUIERA. Igual que con armas mucho más dañinas como las armas de fuego o biológicas.

Es un asunto muy complicado y la solución no es enterrarlo.

Sign in to participate in the conversation
Mastodon

Mastodon rocks!: Un espacio creado para compartir y disfrutar con respeto y paz. Esta instancia quedará limitada a unos 10 usuarios aproximadamente. Si realmente necesitas una cuenta y aceptas las reglas, contacta conmigo.